Red Nacional de Estudiantes en Ciencias Antropológicas

(RENECA)

La RENECA, es una organización estudiantil que busca la difusión y divulgación todas y cada una de las ramas de la Antropología (Arqueología, Antropología Física, Antropología  Social,  Etnohistoria, Lingüística y Etnología) con el fin de destacar la importancia de nuestra ciencia, a través de los siguientes objetivos:
 

    Construir el principal puente de comunicación entre los miembros afiliados a la RENECA y algunos organismos antropológicos. Para ello, se busca la creación de convenios con instituciones dedicadas a la investigación y difusión del quehacer de nuestra ciencia.
 

    Difundir el trabajo de los miembros de la Red, así como el de otros investigadores e instituciones a través de la realización de congresos anuales y otros espacios de interacción con la sociedad antropológica y público en general

¿Quiénes somos?

Nuestra historia

El origen de la Red nacional de Estudiantes en Ciencias Antropológicas nos traslada a los años 90, donde un grupo de estudiantes se organizó para dar a conocer la importancia del trabajo académico en el desarrollo óptimo en la aplicación de nuestra ciencia.
Si bien la realización de los encuentros nacionales de Estudiantes de Antropología ya se venía dando desde hacía algún tiempo, teniendo como antecedente el primer encuentro en 1991 en la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, es la RENEA (Red Nacional de Estudiantes de Antropología), ahora RENECA, el organismo que se dio a la tarea de apoyar y difundir la realización de los encuentros de estudiantes.


En un primer momento la RENEA tenía como objetivo la realización de una junta previa al Encuentro de Estudiantes para evaluar el desarrollo del mismo, el desempeño de la universidad sede, y observar los avances para el encuentro del año siguiente. Otro de los objetivos específicos era el decidir, basados en la mejor propuesta, qué Universidad sería la sede del encuentro; ésta propuesta se hacía en un primer momento durante el transcurso del mismo, y dando la resolución en la junta previa.


En ése momento las universidades que conformaban la RENEA eran:


•Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
•Escuela de Educación Superior en Ciencias Históricas y Antropológicas
•Escuela Nacional de Antropología e Historia
•Escuela Nacional de Antropología e Historia- Campus Chihuahua
•Universidad Autónoma de Chiapas
•Universidad Autónoma de Guadalajara
•Universidad Autónoma de Querétaro
•Universidad Autónoma de Yucatán
•Universidad Autónoma de Zacatecas
•Universidad Autónoma del Estado de México
•Universidad Autónoma Metropolitana- Unidad Iztapalapa
•Universidad de las Américas
•Universidad de Quintana Roo
•Universidad Veracruzana


La junta previa a los encuentros de estudiantes seguía un mismo formato, que era la elección de los moderadores y secretarios de la junta, la evaluación del congreso anterior y el análisis de cualquier acuerdo que se haya tratado en éste. En la segunda junta previa, se informaba sobre los temas y contenidos a tratar, las fechas y las características de la convocatoria, para por último comentar sobre asuntos generales.


En 1997 se cambia el formato de los encuentros para que fuesen un congreso nacional de estudiantes pero conservando la numeración de los encuentros realizándose así el séptimo congreso de ciencias antropológicas en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Al año siguiente se le da un nombre: Congreso Nacional de Estudiantes en Ciencias Antropológicas (CONECA).


Aunque la organización de los congresos era el objetivo central de la Red en ese tiempo, ya se preparaba un camino próspero para la organización, existiendo propuestas para la conformación de la Red como una Asociación Civil, crear un reglamento, vincularse con organizaciones afines con los objetivos de la agrupación, así como también se consideró la elaboración de memorias de los congresos, paso dado por vez primera en el X CONECA, realizado en la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa en el año 2000.
Se conocía muy poco el trabajo de la Red y las direcciones de las escuelas daban apoyos ínfimos para los delegados, pero el fin último de la RENEA era la vinculación de los estudiantes en Ciencias Antropológicas para la estimulación académica, así que se prosiguió con el trabajo.


Durante la junta previa realizada en la ciudad de Zacatecas, la Red da un giro y se decide que la antigua RENEA debía replantear sus metas, y se llega a lo que ahora conocemos como RENECA. En el XI CONECA realizado en la ciudad de Mérida el año 2001, los delegados de la Red sostuvieron pláticas con algunos de las académicos de la UADY, y se llegó al acuerdo de que el Dr. Esteban Krotz sería uno de los miembros honorarios de la Red, este acuerdo facilitaría la publicación de artículos de los estudiantes de las diversas escuelas de antropología del país en el anuario antropológico editado a su cargo, a su vez los delegados se dieron a la tarea de buscar los espacios en revistas que se editan en cada una de las escuelas. Fue así que la Red comenzó a trabajar en otro tipo de proyectos, se inició la realización del reglamento y la creación del logotipo, actividades que rindieron fruto hasta la junta previa organizada por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos en Noviembre del 2002.


De ésta manera, la Red nacional de Estudiantes en Ciencias Antropológicas, a través estos años ha venido en constante transformación, pero siempre con el objetivo de cumplir una función que apoye el mejoramiento de las condiciones que permitan a las ciencias antropológicas en México dar cuenta de una avance científico y académico.

Buscar
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...

©2018 by Red Nacional de Estudiantes en Ciencias Antropológicas. Proudly created with Wix.com